miércoles, 27 de enero de 2016

Operación de Pie Plano Valgo infantil mediante Artrorresis o implante subtalar.

Hoy mismo salgo de viaje por tierras sucedáneas de Armenia, pero antes de irme quiero dejar una nueva entrada sobre la cirugía del Pie Plano Valgo Infantil mediante la implantación de un implante subtalar.
Esta técnica, denominada artrorresis o artrorisis, como ya comenté en la entrada anterior, consite en la colocación de un implante en el seno del tarso, lo que impide el desplazamiento del Astrágalo, y todo esto se hace por una mínima incisión. En este caso se utilizó implante subtalar de BioPro, en el de la entrada anterior era de OsteoMed.
Incisión mínima en la puerta del seno del tarso.
Instrumental utilizado. Un mango de cada color dependiendo del tamaño del implante, un implante de cada color para cada mango insertardor.
Liberamos el seno del tarso y nos guiamos con una aguja K por donde insertaremos el aplicador que sierve como implante de prueba.
Probamos con uno un otro color para ver el tamaño adecuado.

Una vez comprobado que la deformidad se corrige con un tamaño determinado, elegimos el implante del mismo color que el mando del insertador utilizado en la prueba.
Implante a isertar definitivamente.

Introduciendo el implante














Implante colocado.
Esta misma técnica con este mismo implante, la presenté en un Congreso Nacional hace ya unos cuantos años, pero las cirugías se ponen de moda cuando menos te lo piensas. Ya en Zaragoza hubo un debate sobre esta tipo de técnica y como siempre, unos a favor, otros en contra.










Bueno, me marcho. Hasta mi regreso de tierras de Armenias no creo vuelva a poner ninguna otra entrada, y voy a estar una temporada. Chao






martes, 19 de enero de 2016

Arthroresis (artrorrisis y demás denominaciones). Implante subtalar. Cirugía de pie plano valgo infantil.

Últimamente está de moda la Artroresis, Artrorrisis o implante subtalar, para la cirugía del pie plano valgo reductible, o pie plano valgo laxo, tanto en niños como en adultos.
Posíblemente el primer implante subtalar que se puso en España lo puse yo ya hace bastantes años unos 8 años, gracias a mi hermano americano el Podiatra Dr. Juan Carlos Goez. Coloqué un implante de BioPro, y el segundo que coloqué fue de OsteoMed que es el que mas me gusta. No he puesto ninguno de Hyprocure aunque he practicado con ellos, lo mismo con los de Arthrex que los llama Arthroereisis.
 Hoy pongo el caso de un niño de 8 años operado de pie plano valgo reductible el cual presentaba dolores y mucho cansancio en las piernas. Se le habían puesto varias plantillas pero la deformidad no mejoraba nada con el paso de los años, aunque le mejoraba el cansancio de las piernas, el dolor de los pies le persistía.
La artroresis tiene por objeto estabilizar la articulación subtalar en los pies hiperpronados que no obedecen a tratamientos conservadores. Bloquea el desplazamiento del astrágalo hacia adelante, hacia abajo y hacia medial, limitando la eversión excesiva del retropie. Se puede usar junto con otros procedimientos correctivos como tansferencias del tendón FLD, reconstrucción del Tibial posterior, osteotomías de calcáneo, etc.
La intervención es sencilla y no se tarda mas de unos 20 minutos en realizarla si no se complica la cosa. Se realiza por M.I.S., por mínima incisión, incisión que se realiza en la boca del seno del tarso, Liberamos el ligamento del Seno del Tarso e introducimos una aguja guía por la cual deslizamos el implante de prueba para comprobar la talla correcta, el tamaño correcto del implante.
Comprobamos con el intensificador de imagen o fluoroscopio la correcta colocación del mismo y comprobamos que la deformidad se reduce. 

Una vez comprobado que el tamaño del implante es el adecuado para corregir la hiperpronación, colocamos el implante definitivo.
Ahora que está de moda en el mudo podológico este tipo de cirugía, decir tengo que da muy buenos resultados, pero cuidado, es primordial elegir bien al paciente que precisa esta cirugía. Si colocamos un implante de un tamaño mayor al indicado tendremos verdaderos dolores de cabeza, tendremos que volver a reintervenir, sacar el implante no es tan fácil como ponerlo, aunque sea el de Hyprocure (una cosa es introducirlo y sacarlo en un cadáver en el mismo momento, y otra en un ser vivo en el cual han transcurrido meses de su colocación, se forman adherencias, fibrosis y luego localizar la puerta de entrada del implante para extraerlo, no es cosa tan fácil). Por todo esto me gusta mas el de OsteoMed, por que es menos complicada la extracción y mucho mas sencilla la introducción, con un sencillo kit de instrumentos es suficiente.
 Implante subtalar colocado.

La cirugía se termina con la sutura de la pequeña incisión y la colocación de una férula de fibra o de yeso, a gusto del consumidor, con la cual estará el niño al menos durante 21 días, sin apoyo, y posteriormente le mandamos cargar inmovilizando el pie, pero ya cargando por unos 15 o 20 días, para finalmente mandar caminar con normalidad.

Este es el Kit de OsteoMed, simple, sencillo, con este instrumento se realiza toda la intervención, no se precisa mas.
Esta técnica la presenté en España hace unos 7 años, en un congreso Nacional de Podología, luego la he presentado en varios eventos mas, congresos, seminarios y Másteres.
Quiero dar las gracias de nuevo a mi amigo el Podiatra Juan Carlos Goez, el cual me enseñó la técnica tanto del implante de BioPro como el de OsteoMed, bueno, y muchas mas cosas. Uno lo que sabe, lo aprende, nadie sale enseñado.



Bueno, el Viernes me voy a Valencia, tenemos reunión la Junta Directiva de la Asociación Española de Cirugía Podológica y la nueva Academia de Cirugía Podológica, una nueva etapa, nuevos retos y siempre avanzando.
La semana que viene pondré la última entrada antes de mi viaje a Armenia y estaré un tiempo sin actualizar el blog. A mi regreso, tal vez siga con el.

miércoles, 13 de enero de 2016

Dedo en martillo, exóstosis subungueal y uña incarnada. Triple cirugía a una paciente. Se complicó.

Hoy pongo el caso de las cirugías de ayer lunes, un día un tanto complicado desde el principio.
A las 8 de la mañana estaba en el Hospital de la Santísima Trinidad y desde las 7 de la mañana estaba en la clínica haciendo plantillas.
Este caso es el de una cirugía triple a una paciente con un cuarto dedo en martillo, una exóstosis subungueal y una uña incarnada, aunque algunos siguen justificando el término vulgar de uña encarnada, incluso aludiendo al participio del verbo encarnar, cuando en este caso es un adjetivo calificativo, bueno, dejemos este tema, el cual he explicado infinidad de veces, pero aún así, sigue habiendo gente erre que erre.
Comencé operando la uña, luego la exóstosis y luego el dedo, pero las imágenes están al revés.
Realizando la incisión, ver la gruesa capa de piel.
La paciente tenía un gran heloma. En la primera foto podéis ver la gran capa de queratina y como se va introduciendo hacia tejidos profundos.
Se realiza disección por planos, posterior tenotomía y corte de los ligamentos colaterales para luxar toda la articulación.
En la foto, articulación luxada y posicionando la cabeza de la falange para realizar la artroplastia. 
Una preciosa foto. Las fotos las realizó Consolación y me ayudó en la cirugía el compañero Jorge Buch que vino a ver la cirugía, cirugía que iba a ser asistida por la compañera Sandra Kaspar pero que la noche antes se puso enferma y no pudo asistir, por lo cual Jorge me ayudó en esta ocasión.
Como anécdota, decir que el día 14 tenía dos cirugías y me llamó el compañero Miguel Angel Agudo, el cual iba a venir a las mismas para decirme que se había fastidiado una rodilla y no podía venir, pues bien, las cirugías se han postpuesto, por eso digo que el día fue raro, además también mi hermana y mi cuñada estaban fastidiadas. Ya todo bien. 
Siguiendo con el caso de la cirugía de ayer, en la foto, cortando la cabeza de la falange con la sierra sagital.
 Realizando la artroplastia.
Cortada la cabeza de la falange por el cuello anatómico en este caso, y no por el quirúrgico, quería dejar mas espacio. Artroplastia realizada.
La exóstosis subungueal. Algunos ven una uña involuta, uña elevada o incurvada, con un heloma subungueal y ni siquiera imaginan que es causada por una posible exóstosis.
En esta ocasión realicé un Suppan para solucionar la uña incarnada. En la foto no se ve muy bien, pero salió perféctamente toda la zona matricial.
 Realizando legrado con la cucharilla de Martini.
Para la exóstosis subungueal realicé una incisión en boca de pescado. Esta intervención se me complicó un poco por varios motivos. No podía despegar muy bien el tejido blando de la falange y me costó liberar todo el hueso de los tejidos blandos.
Quería despegar, no cortar, y utilicé un elevador de periostio romo, pero este se me deslizó al hacer fuerza sobre la falange y el elevador me salió por el canal peroneal de la uña. Esto no fue todo.
Al cortar la exóstosis, me quedó un trozo de hueso a nivel dorsal que me complicó el sacarlo. Utilicé la sierra sagital y corté el trocito pero me resultó también complicado sacar el pedacito y perforé el lecho ungueal. Esto es como se puede complicar una cirugía simple y que no suele dar problemas, una cirugía sencilla que se complica por que muchas veces nosotros nos empeñamos en complicar las cosas y en hacer cosas sencillas con mas dificultad. Esto es para reflexionar, no debería de haber ocurrido. Si desde el principio hubiese utilizado un micromotor, una fresa y tal vez haberlo hecho por MIS, como otras veces, no hubiese dado tanto trabajo ni se me hubiese complicado.
Para colmo, al finalizar, otro problema. Al retirar el manguito de isquemia pensé que el primer dedo me podría dar problemas para retornar la circulación, pero no, esta retornó bien en primer y cuarto dedos, los operados, pero resulta que se produjo un vasoespasmo en el tercer dedo, dedo no operado, ni tocado para nada, el cual se quedó isquémico y me dio un pequeño susto hasta que recuperó la circulación.
Bueno, mañana espera un día de varios estudios biomecánicos a varios atletas que vienen de fuera.
También quiero dar las gracias públicamente a las compañeras de Quiropie de Santa Marta que me han enviado a una paciente con un Juanete de Sastre y osteofitosis en el tobillo.